Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/juanje68/public_html/lacorda.es/wp-includes/plugin.php on line 571

Warning: Parameter 1 to wp_default_styles() expected to be a reference, value given in /home/juanje68/public_html/lacorda.es/wp-includes/plugin.php on line 571
2.2.- ORÍGENES Y EVOLUCIÓN A LO LARGO DE LOS AÑOS » La Cordà de Paterna

Historia

2.2.- ORÍGENES Y EVOLUCIÓN A LO LARGO DE LOS AÑOS

EGUNDA PARTE:

 

LA CORDÁ DE PATERNA

 

2.- ORÍGENES Y EVOLUCIÓN A LO LARGO DE LOS AÑOS

 

2.1. ORÍGENES

 

Cuando se trata de hacer historia de alguna cosa, siempre se buscan los orígenes, como y cuando se fundó una población, o surgió una sociedad, cuando comenzó una actividad. En nuestro caso es obvio buscar -y saber- como y cuando se originó la actividad pirotécnica, lúdica y festiva que tratamos: la Cordá de Paterna.

 

Sobre el particular tenemos que El Periódico de Paterna, publicación municipal, publicó en agosto de 1997 en las páginas del Especial Fiestas(56).

 

Allá por el año 1898, un grupo de amigos se reunió la noche del último domingo de agosto alrededor de la mesa para cenar en la calle y pasar un buen rato. La velada acabó con una “batalla de cohetes”. Aquel grupo de amigos no sabía que estaba dando origen a una de las fiestas y tradiciones más famosas del mundo y de la que más orgullosos se sienten los paterneros: la Cordá.

 

Ese es el origen de la actual Cordá según Pepín Damián, Coeter Major de Paterna(57).

 

No obstante, varias versiones indican que la Cordá de Paterna es más antigua: “Así, Castellano Martí afirma que la Cordá de Paterna tiene más de cien años58″. Efectivamente, Castellano lo afirmó en una conferencia sobre el tema pronunciada en Burjassot (Horta Nord) en diciembre de 1998(59).

 

Otro paterneros corrobora que la noticia más antigua que tiene de la Cordá la traía el diario “Las Provincias” en 1896(60).

 

Tenemos que decir, en primer lugar, que no es nada extraño que Paterna tuviera muy pronto su Cordá ya que es uno de los pueblos pioneros de la Traca como hemos visto en la primera parte. Las cordás se inician al comenzar la segunda época de la Traca, allá por el año 1814. Pero no hay constancia si era o no una cosa tradicional, como después se ha visto, que el día de la fiesta mayor de la Villa, el día del Cristo de madrugada, o bien en la víspera, en la noche del último domingo de agosto, tuviera lugar, cada año, la Cordá, la tradicional manifestación pirotécnica de fuego, arte y espectáculo.

 

De otra parte, es seguro que ya existía en el año 1898, porque así lo testimonia el periódico “Las Provincias” del domingo 28 de agosto, donde dice que ese día comenzaban las fiestas en honor a San Vicente Ferrer, el Santísimo Cristo de la Fe y San Roque. “Por la tarde serenata y por la noche procesión. En las tres fiestas habrá castillos de fuegos artificiales, y el domingo por la noche la acostumbrada Jordá”.

 

2.2. EVOLUCIÓN

 

2.2.1. SIGLO XIX

 

Originada la Cordá en Paterna a finales del siglo XIX -o, como mínimo, que se tenga constancia- es únicamente de esos años de los que se puede hablar alguna cosa sobre el tema, a parte de los orígenes en el punto anterior. José Alberto López Albiñana y Vicente Cotolí han ofrecido a través de la red de Internet una información sobre el fuego y la Cordá en nuestra ciudad(61).

 

Así, después de tratar de los orígenes señalaban que a final del siglo XIX, se colocaba una cuerda fina que iba desde la ventana de la casa de José Llabata Guillem a la de Manuel Martínez Llopis. De aquella cuerda, situada a unos tres metros de altura y que atravesaba diagonalmente parte de la actual calle Mayor, se colgaba la “peça” o “bouet”, la cual era arrastrada por un tirador que se servia de una caña con dos ganchos en el extremo. También nos informan sobre los primeros portadores del “bouet”, diciéndonos que el más antiguo que se recuerda fue Ramón Guillem Salvador; y después, Vicente Esteve López, los cuales se encargaron de llevar a cabo dicha función durante muchos años.

 

Y también del siglo XIX es José Espinosa Duval, de mote “tío Clec”, que se hizo famoso en 1898 por su peculiar forma de tomar parte en la cordá: pantalón arremangado y la camisa desabrochada; y se sentaba en el zaguán de una de las casas del extremo oeste de la calle Mayor (ya que no podía mantenerse de pie a causa de la borrachera).

 

2.2.1.1. LA PEÇA O BOUET

 

J.A. López hace referencia a la peça o bouet como hemos visto más arriba. Dicen del bouet que “El bouet consistía en una madera rectangular de unos 40cm de largo por 25cm de ancho, donde se disponían en cuatro filas unos 48 cohetones enlazados por una mecha”.

 

Sobre la palabra peça no hemos encontrado que esta acepción figure en el DCVB(62).

 

Tampoco está recogida en el Vocabulario de Pirotecnia dentro de las definiciones, aunque en el apartado de “Léxico específico de la Cordá de Paterna” sí que figura, y dice: “peça. Con este nombre se designaba en la Cordá de Paterna la barquita que otros llamaban bouet63. Hay que decir que el mote bouet tampoco se recoge por el DCVB.

 

Para Castellano Martí Peça (pesa) es el montaje de doce o veinticuatro cohetes sujetados a barca o carro64. Resulta que el artefacto, por comparación se llamaba barca en los pueblos marineros y carro en los pueblos labradores.

 

2.2.2. LA CORDÁ EN EL SIGLO XX

 

Nacida en el siglo XIX es en el siguiente, el siglo XX que acabamos de dejar atrás, donde se consolida la Cordá paternera, adquiere su esplendor y se convierte en fiesta representativa de la Villa. Pepín Damián no duda en afirmar que la Cordá ha dado “sello de universalidad a nuestro pueblo”.

 

2.2.3. PRINCIPALES ACONTECIMIENTOS

 

En los años treinta, la Cordá tenia lugar inmediatamente después del pasacalles, es decir, hacia las 11:30 de la noche, o sea que se estaba aún dentro del último domingo de agosto. La duración era irregular. En aquella época los clavarios eran 16 y la Cordá se hacía con un cajón para cada uno, a parte de la peça. Cuando se acababa un cajón, el clavario iba a por otro que ya tenía previamente preparado en un lugar próximo.

 

A partir del año 1940 se incrementó la clavaría considerablemente, ya que desde 1890 estuvo integrada por 16 clavarios, i en 1956 era ya de 60.

 

Aquel mismo año de 1956 no se disparó el bouet, porque el número de participantes iba aumentando y en aquel año llegó a 60 clavarios. Y como que con la numerosa participación, los cohetes que caían se confundían con los que se quemaban en tierra, con lo que el efecto quedaba amortiguado y con esto se perdía la belleza de su fuego. La mayor cifra de clavarios llevó emparejada la mayor cantidad de cajones y por tal motivo se abandonó la peça o bouet.

 

A partir de 1965, de acuerdo con lo que informa Castellano Martí, vino la variante de Cordá que caracteriza la fiesta pirotécnica paternera, con la introducción de una reglamentación: “Es una de las variantes más recientes de la Cordá”(1965)(65). Los festeros deben de estar altamente cualificados y ser dirigidos por un maestro de traca. Para participar van muy protegidos y hace falta ser valiente de verdad para tomar parte en el acto del fuego. El diseñador de esta modalidad de fuego fue Pepín Damián, quien es desde hace más de un cuarto de siglo el Coeter Major.

 

En 1971 se aumentó el fuego, con la introducción de los cohetones de 8 salidas y los de 10 con una parada.

 

En 1973 se realizó una innovación, pero resultó fallida. Lo que se intentó fue llevar a cabo una Cordà semiautomática, unos cohetes colgados que debían ir cayendo a medida que se disparaban y complementar así el fuego inicial. Parece que por deficiencias de montaje se quemó todo a la vez y en pocos minutos se terminó. Eso hizo que el alcalde, Rafael Alfonso, encargara para el año siguiente la organización a Pepín Damián(66).

 

En 1980 vino el cambio en los patrocinadores del fuego de la Cordà, ya que hasta dicho año estaba a cargo de la misma Clavaría, y a partir de entonces es el Ayuntamiento quien sufraga los gastos pirotécnicos.

 

El mismo año de 1980 se colocaron los cajones con patas y cadenas, y se instalaron dos sitios de tirador para quemar cajones, el 11 y el 23; así, cada cinco minutos se quemaba un cajón y de esta manera se daba el tiempo de finalización de la Cordà.

 

Tres años después se colocaron los primeros cajones de femelletas en cada punta de la calle para mantener el fuego.

 

 

Es en 1992 cuando se colocan 3 cajones en los 30 sitios y se aumentan a 15 los cajones de femelletas, al mismo tiempo que desaparecen los cohetes de cuatro salidas.

 

En 1997 se realizó una Semana Cultural del Fuego, repetida en los dos años siguientes.

 

Así que se puede señalar -de acuerdo con lo que apunta el Coeter Major, Pepín Damián- que si treinta años atrás (finales de la década de los sesenta del siglo XX) el fuego disparado constaba de unas 1.000 docenas de cohetes y entre 700 y 800 femelletas, de aquellas cifras se ha pasado en la actualidad a 1.720 docenas de cohetes de seis y cohetones de 8 y de 10 más 2.726 femelletas.

 

2.3. LAS ÚLTIMAS CORDÁS DEL MILENIO

 

Para unos, la llegada del año 2000 significaba el cambio de siglo y de milenio; no hay duda que la llegada del año 2000 fue celebrada de una forma especial en todo el planeta, y precisamente hubo en aquella noche del 31 de diciembre de 1999 multitud de espectáculos pirotecnicos, fuegos artificiales que llenaban de color el cielo para saludar el nuevo año de los tres ceros. Los años mil habían quedado atrás.

 

Por tal motivo, la Cordà de 1999 fue considerada por algunos como la última del milenio. La del 2000, en cambio, no fue considerada de una firma especial68. Aunque , la de 1999 fue, en cuanto a su concepción técnica, como la del año anterior, en palabras de Pepín Damián. Un total de 120 tiradores acreditados fueron los encargados de disparar dos mil cohetes por minuto (unos 50.000 cohetes en toda la Cordà).

 

La Cordà de 1998 fue considerada “la mejor Cordà del siglo”, de acuerdo con Pepín Damián y los entendidos del pueblo de Paterna(69).

 

La del año 2000 tuvo unas características similares a las de 1999 y 1998. “Este año -afirmaba el coeter major en agosto de 2000- no se disparará ni un cohete más ni menos que en 99, y esto es así porque la Cordà está perfectamente estudiada, hasta el más mínimo detalle. Pretendemos el fuego necesario para que se mantenga hasta el final y con el ritmo necesario y sin cortes. Hay que tener en cuenta que llevamos muchos años de tradición. Y en Paterna, y en la Cordà, la costumbre es ley”(70).

 

2.4. LOS CANVIOS DE HORARIO A LO LARGO DEL TIEMPO

 

Los diversos libros-programas de fiestas de la localidad indican variaciones en el horario de la Cordà. Así, en 1930 la hora señalada son las 11:30 de la noche del domingo 31 de agosto. En 1933 se indican las 23 horas y las 12 de la noche en el año 1939. En 1960 es la 1 de la mañana del lunes la hora marcada.

 

 

 

  1. El Periódico de Paterna es la publicación que mensualmente edita el Ayuntamiento de la Villa. El primer número apareció en el mes de mayo del mismo año 1997.
  2. “La Cordà: Arte, fuego y pasión”, en el Periódico de Paterna. Especial Fiestas. Agosto de 1997.
  3. Pérez i Marco: Vocabulario, p.34
  4. Conferencia escuchada por el autor.
  5. Página web de paterna. www.villadepaterna.com
  6. Tejemos esta parte sobre la evolución de la Cordá a partir de dichas informaciones puestas en página web y de la información facilitada por el Coeter Major, Pepín Damián.
  7. En general el vocabulario de la pirotecnia está muy descuidado en los diccionarios oficiales. Parece extraño, pero, que el DCVB, que tantas palabras tradicionales, genuinas, y de oficios valencianos recoge, no trate sobre la cordá ni sus elementos.
  8. A. Pérez., op.cit., p.45.
  9. Castellano., op cit. , p.480.
  10. Castellano. Op. cit. P 175.
  11. Información dada por el mismo Pepín Damián en mayo de 2001.
  12. Televisión Española realizó un programa especial de 24 horas de duración para mostrar las celebraciones del año 2000 en todo el mundo, comenzando por los países situados más al este, cerca del meridiano 180º, el opuesto al meridiano 0º o de Greenwich.
  13. El “Especial Fiestas” del Periódico de Paterna, en su p. VIII dedicada a la Cordá, no dice nada de particular en este aspecto
  14. El Periódico de Paterna, Especial Fiestas, Agosto 1999
  15. El Periódico de Paterna, Especial Fiestas, Agosto 2000

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

¡Suscríbete a nuestra lista!

Log In

Create an account